Consejos para comprar una moto de segunda mano

Consejos para comprar una moto de segunda mano

Posted on Jan 23, 2017 in Blog, Non classifié(e) | 0 comments

Quizás te estés planteando comprar una moto de segunda mano para probar la experiencia de moverte sobre dos ruedas o porque el presupuesto no te da para más. Sea cual sea el motivo, es importante asegurarse de seguir los pasos correctos para que la transacción no acabe en disgusto. Léete estos consejos para realizar una transacción segura y duradera.

Si no conoces al dueño o todavía no le has echado el ojo a ninguna moto por la calle lo normal es que hagas la primera búsqueda por Internet. Piensa en el tipo de moto que quieres y que necesitas, según el uso que le vayas a dar. Puedes informarte en Internet sobre los modelos que más se adapten a tus necesidades. Documéntate sobre cómo es ese modelo, su fiabilidad, sus problemas más comunes… Si tus favoritas son las motos de campo o las de circuito, piensa que suelen presentar más problemas debido a su desgaste. Además, recuerda que algunas no están homologadas para circular por la vía pública.

Habla con el vendedor y no dudes en preguntarle todo lo que necesites saber. Sería importante que entre las preguntas que le plantees, pienses en ¿por qué la vende? ¿si ha tenido alguna caída con ella? ¿cuántos kilómetros solía hacer con la moto al año y en qué días?¿si es el primer propietario de la moto? y ¿ si tiene un historial de la moto documentado?

Fíjate en las partes visibles de la moto y en su estado: neumáticos, cadena de transmisión, corona, piñón, escapes… Si tienes un amigo mecánico que le pueda echar un vistazo, mejor. Piensa que reparar elementos como asientos, pantallas protectoras, cúpulas… puede resultar un gasto adicional si no lo tienes en cuenta. Fíjate en el cuentakilómetros y desconfía si su cable está roto. El tacógrafo de las motos es más manipulable que el de un coche. Por eso, digan lo que digan los números del cuadro, ten en cuenta lo que te dice el estado general de la moto. Además, desconfía de las motos tuneadas. Debes asegúrate de que todos los elementos que conforman la moto están homologados o de que las modificaciones que se hayan hecho estén plasmadas en su ficha técnica. En caso contrario, te arriesgas a no pasar la ITV o a que las autoridades la inmovilicen.

Después de realizar todas estas comprobaciones, prueba la moto en marcha y, a poder ser, en frío. De este modo verás cómo reacciona, el sonido del escape, la respuesta del acelerador, , cómo frena… Desconfía del vendedor que te ponga excusas para probarla, que no te quiera enseñar la moto a la luz del día, que sea reticente para arrancarla…

Si finalmente decides que te interesa la moto, negocia el precio y, si se trata de un vendedor particular, redacta un contrato que identifique y refleje a las partes contratantes, el objeto de la venta (moto, marca, modelo, número de bastidor, matrícula…), el precio y la fecha de la compraventa. Un buen contrato también incluirá que se es su propietario por medio de toda la documentación necesaria: pasaporte, permiso de circulación, tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos en vigor, seguro de la moto, acreditación conforme la moto no tiene cargas ni está embargada… Por último, pero no menos importante, te recomendamos que si se trata de un vendedor particular, incluya una declaración escrita conforme la moto no tiene averías ni problemas ocultos.

Post a Reply

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Login

Lost your password?