Conducir una moto bajo la lluvia

Conducir una moto bajo la lluvia

Posted by on Nov 23, 2016 in Blog | 0 comments

Circulando sobre dos ruedas con lluvia eres más vulnerable: menor visibilidad, suelo deslizante, sensación de humedad… Por eso, cuando llueve debemos extremar las precauciones para evitar percances. Te dejamos con algunos consejos importantes para conducir bajo la lluvia:

Antes que nada, debemos tener en cuenta la intensidad con la que cae el agua porque el estado del asfalto y el agarre varían. Cuando comienza a llover el agua crea una capa muy resbaladiza. Por lo tanto, debemos recordar que es entonces cuando la situación es más peligrosa. Pasa con cuidado por las marcas viales y los pasos de cebra porque la pintura plástica resbala mucho. Si puedes esquivarlos, mejor. Además, bajo la lluvia no hay que moverse con brusquedad. Debemos inclinarnos lo menos posible para que el contacto del neumático con el suelo sea mayor y evacuar el agua de forma más efectiva. Las aceleraciones deben ser suaves para evitar perder el control sin darnos cuenta.

Cuando llueve la visibilidad de las motos es peor. A veces, las lunas traseras de los coches están empañadas y dificultan al conductor vernos cuando venimos por detrás. Por eso es importante que, aunque sea necesario siempre, cuando llueve mantengas una distancia de seguridad correcta, que te permita ganar tiempo de reacción y evitar la pulverización del agua de las ruedas del coche que tengas delante.

Te recomendamos que intentes esquivar cualquier charco o pasarlos con la moto vertical, sujetando fuerte el manillar y a una velocidad constante. ¡Sobre todo no frenes! Cuando debas hacerlo, acostúmbrate a usar el freno trasero primero para contener y después el delantero para detener. Intenta frenar antes de las curvas y no cuando estés dentro de ella. El ABS es el mejor sistema para evitar el bloqueo de las ruedas, si se produce una frenada brusca.

El mantenimiento y buen estado de todos los elementos de la moto es importante. Mantén la luz de cruce permanentemente encendida cuando llueve y revisa periódicamente que no tengas ninguna bombilla fundida. En lo referente a la anchura de los neumáticos, piensa que los de moto no permiten evacuar tanta agua como el de los coches, de ahí la importancia de un buen neumático. Un modelo mixto con surcos es la mejor opción.

Piensa que cundo la pantalla del casco se empaña pierdes la visión rápidamente. Así que, mejor deja la pantalla un poco abierta para que entre el aire. También puedes usar un pin-lock o un cubre-nariz. Cuando entras en túneles, ten cuidado también con el vaho de los retrovisores porque es donde es más fácil que se empañen.

En cuanto a la vestimenta, guardar siempre en la moto unos pantalones impermeables, un chubasquero y unos guantes, por si acaso. Los monos de una pieza son una muy buena opción bajo la lluvia y, aunque son más incómodos de poner y quitar, garantizan una mayor protección del agua. En situaciones de poca luz, como cuando hay tormentas, será mejor si llevas prendas con tiras reflectantes para ser más visible para los demás conductores. Para mantener nuestra temperatura corporal en días de frío, viento y lluvia, podemos usar mantas térmicas.

Post a Reply

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

468 ad